Alexis Mac Allister aseguró ayer que los jugadores de la selección argentina de fútbol “sabemos lo que logramos, pero la verdadera dimensión la vamos a tomar en mucho tiempo…".

En conferencia de prensa en Casa de Gobierno, donde llegó dos horas después de aterrizar en Santa Rosa y tras saludar desde el balcón del Salón de Acuerdos a una multitud que lo esperaba bajo la lluvia, el volante del Brighton detalló sus sensaciones tras el título y, fundamentalmente, el agradecimiento popular.

-¿Cómo viviste el Mundial y en qué momento sentiste que el título era posible?
- Es una emoción y un orgullo muy grande jugar un Mundial. Poder estar ahí ya era un privilegio, ser parte de los mejores 26 jugadores del país, jugar con el mejor del mundo… Todo lo que fuimos logrando fue divertido y hermoso, excepto por el primer partido, que al final fue un golpe que nos ayudó a ser más fuertes, a darnos cuenta de que teníamos que jugar todos los partidos al ciento por ciento porque todas las selecciones son difíciles.

- Sobre tu futuro en el Brighton, ¿querés quedarte o ir a alguna otra Liga?
- Estoy muy contento en el Brighton, no tengo ningún apuro. Es un equipo que me bancó en los momentos difíciles y estoy agradecido por eso. Hablar de otros equipos sería una falta de respeto para ellos y es lo que menos quiero.

- ¿Qué sentiste al hacerle el pase a Di María en el gol de la final?
- Orgullo. Fue un momento hermoso no sólo por la terminación de la jugada, que al final fue en un 90% responsabilidad de Angel. Fue una jugada espectacular, un contrataque muy rápido, a un toque… pero lo más importante para mí fue que en el festejo pude decirle a Angel que él y Leo eran las personas que más lo merecían. Para mí fue uno de los momentos más lindos del Mundial.

- Tenés 23 años, se te dio todo muy rápido, ¿caíste de lo que estás viviendo?
- Sí que se me dio todo muy rápido, pero la verdad es que tarde o temprano iba a llegar. Yo trabajé muy duro para estar en el lugar en el que estoy. Por ahí no tengo la historia que tienen otras personas, porque tuve todo y la suerte de que mis papás me acompañaron para jugar, como a mis hermanos. Siempre di lo máximo, lo mejor. Tal vez no es lo normal que a los 23 años te vaya tan bien como me está yendo, pero creo que ahora arranca lo más importante, hay que intentar mantener los pies sobre la tierra, seguir trabajando, intentar dar lo mejor. Hoy viví uno de los momentos más lindos no solo de mi carrera, sino de mi vida… Ojalá la gente pueda dimensionar cuán importante son para nosotros, en los momentos buenos y en los momentos malos. Ahora es todo emoción y orgullo, pero a veces cuando las cosas no van bien nos afectan mucho… En esto un día estás arriba y otro abajo, espero que mi carrera futbolística siga por el mismo camino.

- ¿Podés definir en una palabra a Scaloni, Messi, Dibu Martínez y Alexis Mac Allister?
- Scaloni es grupo, dirección; Messi…un extraterrestre, no hay palabra que lo defina… El “Dibu” es un loco lindo, un personaje; y Ale Mac Allister trabajo y esfuerzo.

- ¿Se dieron cuenta de para muchas personas son la primera generación que sale campeón del mundo?
- Es un orgullo muy grande para nosotros. Sabemos que durante muchísimos años hubo generaciones de jugadores excepcionales que vivieron momentos muy duros, como Dí María o Messi, porque una Copa no se gana todos los días, tiene que haber algo especial y un poco de suerte. Pero esas generaciones nos enseñaron a no rendirnos, a seguir peleándola siempre. Es parte de ellos y lo merecen, lo mismo que Agüero, Zanetti, Batistuta… otros jugadores que estuvieron con nosotros.

- ¿Cómo fue tu adaptación al grupo?
- Más que con nosotros, o con Enzo (Fernández) o los demás que por ahí llegamos a último momento eso tuvo que ver con la gente que ya estaba: el cuerpo técnico, los médicos, utileros, kinesiólogos…. Ellos son la parte importante, porque se levantan todos los días con una sonrisa, te reciben bien, te meten en el grupo. El mérito es para ellos. A nosotros nos queda entrar a una cancha y disfrutar.

- ¿Sos conciente de lo que lograron?
- Ver a la gente nos hace caer un poco, pero la dimensión la vamos a tomar en mucho tiempo, 10, 15 años, o cuando nos retiremos y veamos lo que conseguimos. Estamos orgulloso porque sabemos que dentro de tanta dificultad pudimos traer una alegría al país. Es lo que todo jugador sueña, la gente del fútbol sabe lo que significa la copa del mundo, obviamente lo soñé.

- ¿Cuál fue la principal virtud de la selección, el motivo para que se levantara de la derrota con los árabes y después de cada empate?
- La unidad del grupo. En esos momentos las cosas se van a la mierda o se enderezan… Sabíamos que teníamos la posibilidad de seguir adelante, que dependíamos de nosotros. Y con el apoyo de la gente pudimos seguir creciendo y en el mismo camino. Siempre dijimos que el equipo iba a dar todo hasta último momento, y eso fue lo que nos llevó a ganar la copa.

-  ¿Cuál fue tu mejor partido?
Donde mejor me sentí fue la final. Por ahí las ganas, y saber todo lo que nos jugábamos, hacen que la responsabilidad pese un poco más, pero en ese momento te soltás y… Creo que el primer tiempo fue lo mejor colectivamente, y en lo individual fue cuando mejor me sentí.

- ¿Qué sensaciones te produjo el recibimiento de la gente?
-  Fueron dos locuras que no podré olvidar jamás. En Buenos Aires, que la gente se volviera tan loca, que no le importara los 32 grados que hacía, ver las caras de todos,  gente que lloraba de emoción, quizás con más gente que acá, pero fueron cosas parecidas, muy hermosas, que no vamos a olvidar.

- Unas palabras sobre Messi
- Es un orgullo compartir plantel con él, entrenamientos… Es el mejor de la historia y como le dije en la semifinal, era uno de los que más lo merecía, no solo por lo que hace dentro, sino también por lo que hace afuera de la cancha. Lo disfruto mucho y ojalá que siga muchos años en la selección.

- ¿En algún momento soñaste, después de la convocatoria, en afianzarte como titular?
- Más allá del sueño de disfrutar el Mundial, era un objetivo estar en los 11. Sabía que estaba cerca por que la baja de Gio (Lo Celso) abría una posibilidad, pero porque, además, los 26 estábamos preparados para entrar a la cancha. No era un equipo de 11, sino de 26 y quedó demostrado porque todo el que entró logró hacerlo muy bien. El equipo no cambió el estilo y no se sintió la falta de otros jugadores.

Seguí leyendo:

25 de Marzo de 2023
22 de Mayo de 2023
06 de Mayo de 2023
05 de Febrero de 2023